Yoga prenatal y postnatal

Todo lo que necesitas saber del yoga prenatal y posnatal

Encontrarte en la espera de tu bebé es uno de los estados más maravillosos de la vida. Adivinas su carita y eso es lo primero que ves al despertarte y antes de irte a dormir. La ilusión de escuchar su vocecita y de los futuros juegos compartidos pasa a ocupar todos tus pensamientos. Como queremos que vivas plenamente todo el camino que aún necesitas recorrer hasta tener a tu bebé en brazos, y también las semanas posteriores al alumbramiento, estamos aquí para contarte cómo el yoga prenatal y posnatal te puede ayudar, y no solo en los últimos meses, sino desde el momento de la concepción. 

El yoga prenatal y posnatal para un embarazo de ensueño

El camino hacia el glorioso momento en el que finalmente podrás conocer a tu bebé puede tornarse bastante escarpado desde el punto de vista físico y emocional. Desde la temida disnea (falta de aire) hasta los fuertes dolores debido a la lordosis en tu columna vertebral, pasando por la retención de líquidos y por el cambio hormonal, un día en tu vida de embarazada puede transformarse en una auténtica odisea. 

Para revertir un proceso que tal vez ya haya comenzado, pero aún no te percatas, te presentamos al yoga prenatal y posnatal, una disciplina creada para acompañarte durante cada uno de los días que falten hasta que llegue el maravilloso momento de finalmente poder mirar a tu bebé a los ojos.

Objetivos y beneficios del yoga prenatal y posnatal

El yoga prenatal y posnatal tiene como objetivo brindar bienestar a la madre y al bebé. Tal vez creas que la disnea es exclusiva del último trimestre del embarazo, pero, en realidad, muchas son las mujeres embarazadas que la padecen a partir de las primeras semanas después de la concepción. 

La razón principal de este problema es haberse acostumbrado a respirar de forma inadecuada durante gran parte de la vida. Entonces, al llegar el momento de tener que compartir ese aire con tu bebé, algo que ocurre durante las trece primeras semanas de embarazo (cuando aún la placenta no cumple con la función de oxigenación), el aire ya no alcanza para dos. En consecuencia, sientes que te falta el aire. 

Por lo tanto, estos son los beneficios que el yoga prenatal y posnatal tiene para ti:

  • Aumento de la flexibilidad
  • Incremento de la tonificación muscular (ideal para facilitarte la labor en el trabajo de parto)
  • Mejora de la circulación
  • Aumento de la capacidad pulmonar 
  • Mejora de tu postura corporal
  • Conexión mamá-bebé
  • Fomento del autocuidado

Estos beneficios te proporcionarán bienestar tanto durante el período de gestación como al momento del parto, porque cuando llegue la hora de dar a luz, sabrás dominar la respiración para ponerla a tu favor. 

Beneficios del yoga posnatal

Desde el momento en el que tu bebé llega a tu regazo, ya nada vuelve a ser igual en ti. Por ello es que necesitas de todo el apoyo y la contención que puedas obtener. Adicionalmente, te será necesario volver a conectarte contigo mismo para poder darte al ser más amado en este mundo para ti, toda la dedicación y atención que necesita.

El yoga posnatal te ayudará a recuperar el vigor y la movilidad ágil que se habían visto mermados desde las primeras semanas del embarazo. A su vez, adquirirás técnicas afectivas para que el contacto piel con piel y el amamantamiento alcancen su máximo potencial. 

¿Cuáles son las posturas que más se practican en el yoga prenatal y posnatal?

A continuación te compartimos algunas de las posturas que practicarás en el yoga prenatal y posnatal y te contamos cuáles son sus beneficios:

Postura del héroe (virasana)

El objetivo de este fabuloso estiramiento es generar una tracción interna en tu cuerpo para generar un espacio entre las vértebras de tu columna vertebral. Para evitar que fuerces tus rodillas más de la cuenta, se utiliza un bloque para que te sientes sobre él.

Postura del gato-vaca (bitilasana y marjaryasana)

Gracias a la versatilidad de esta postura, podrás practicarla durante todo tu embarazo. En cuanto a sus beneficios, le darás a tu columna vertebral un revitalizante baño de oxígeno. 

Estocada baja (anjaneyasana)

Este estiramiento te ayuda a mejorar tu respiración mediante la apertura del psoas, ese músculo que tendemos a acortar cuando nos acurrucamos como consecuencia del frío o del miedo. 

Si estás atravesando por el mágico momento de la gestación, asegúrate de que cada día sea digno de ser recordado por las razones correctas. Con el yoga prenatal y posnatal lo lograrás.

Planes y tarifas

Si eres principiante, llevas una práctica constante y avanzada o retomas
después de un tiempo, acá hay un plan para ti.

1 CLASE

$ 40.000

¿Para quién?

Ideal si quieres conocernos y
experimentar por primera vez una clase de yoga.

1 Clase online o presencial.

Personal e intransferible.

Elige la técnica disponible.

4 CLASES

$ 140.000

¿Para quién?

Te gusta el yoga, lo disfrutas y te gusta practicar cada semana para tu bienestar. 

  • 4 Clases online o presencial.
  • Personal e intransferible.
  • Elige la técnica disponible.

INCLUYE: Reto y meditación

del mes.

Vigencia de 1 mes.

8 CLASES

$ 236.000

¿Para quién?

El Yoga es un hábito en tu vida, lo  practicas con disciplina y
constancia.

  • 8 Clases online o presencial.
  • Personal e intransferible.
  • Elige la técnica disponible.

INCLUYE: Reto, meditación del
mes.
Vigencia de 1 mes.

12 CLASES

$ 315.000

¿Para quién?

Compartes la experiencia del yoga con los demás, es parte de tu vida  diaria y disciplina.

  • 12 Clases online o presencial.
  • Puedes compartir tu plan.
  • Elige la técnica disponible. 

INCLUYE: Reto, meditación del mes.

Vigencia de 1 mes.